Friday, December 23, 2011

La montaña interior : La nueva película que está rodando Diego Torres Peñaloza




Es la nueva película que está rodando Diego Torres Peñaloza en formato Super 8 blanco y negro. Es una recuperación del estilo de hacer cine que caracterizó al autor en sus inicios. Las principales escenas se han filmado en el nevado Huayna Potosí, con la participación del actor Jorge Ortíz. Aparecen como invitados los cineastas Amy Hesketh y Jac Avila. Diego Torres, autor del guión hace también la cámara con el apoyo de Coca Guerrero en la producción de campo.

El argumento es sobre un hombre que ha llegado a los cincuenta años luego de una intensa vida como artista y activista de varias causas libertarias. Ha decidido apartarse de la vida en sociedad y pasar un tiempo indeterminado en una montaña nevada, una de las que rodean su ciudad natal La Paz. A lo largo de su ascenso por la montaña, tiene varios flash back de su vida.Ya se han filmado más de la mitad de las escenas.

Thursday, November 10, 2011

Anselmo Vargas, detective privado



Por Tatiana Sanabria / La Paz - 22/10/2011

Ser detective privado en Bolivia puede ser, entre otras cosas, una excusa para descubrir y entender algunos de los ejes políticos vigentes en la nueva Constitución Política del Estado. Anselmo Vargas, protagonista de una nueva serie televisiva, hará de cada capítulo un debate político abierto para todo el que quiera aprender.

El programa Anselmo Vargas, detective privado, se difundirá todos los domingos, desde hoy, por el canal ATB, a las 23:00.

La idea de realizar una producción audiovisual que combine historias de personajes con entrevistas a expertos nació por la necesidad de generar nuevos espacios para transmitir conocimientos sobre política, pero de manera sencilla y masiva.

Los temas -que se desarrollarán en seis capítulos- hablarán de autonomía, economía plural, los recursos naturales, el racismo, el socialismo comunitario y el Estado Plurinacional.

“Buscamos nuevas formas de socializar los contenidos de la Constitución. Estos debates nos parecen trascendentales y queremos que sean más amplios, no sólo de expertos”, afirma Guido Riveros, director ejecutivo de la Fundación Boliviana para la Democracia Multipartidaria (fBDM), institución que empezó con la idea general del proyecto.

Una característica distintiva de este producto audiovisual es la pluralidad de críticas, análisis y opiniones sobre cada tema.

“El programa cumple con el objetivo de acercar a públicos masivos a temas políticos muy áridos. Esta serie no está para contentar políticamente a nadie, sino que tiene una visión plural”, explica el comunicador social Ilya Fortún, uno de los consultores contratados por la Fundación.

Esta producción -además de ser difundida por televisión- pretende llegar a profesores y alumnos de colegios para que usen este material como método didáctico de enseñanza. “La idea es que el próximo año salga una segunda temporada de Anselmo Vargas con nuevos temas de interés social”, adelanta Jorge Dulón, responsable del proyecto.

Proceso de elaboración

La realización de esta docuficción empezó en 2009, cuando la fBDM formó un grupo de expertos en diferentes áreas para dar cuerpo a la idea inicial.

“Ha sido una obra colectiva, en la que hemos actuado e interactuado como grupo. Los ensayos políticos los convertíamos en guiones lúdicos, porque la idea era hacer algo mucho más popular sin que pierda seriedad argumentativa, reflexiva y teórica”, explica el cientista político Diego Ayo, coordinador general del proyecto.

Para poder llegar al público con esta temática, optaron por contar historias que interesen a la gente y que a la vez transmitan y profundicen los conceptos de política.

Estos relatos se realizaron principalmente en la ciudad de La Paz, con un capítulo en Santa Cruz y en la Chiquitania, en un lapso de 25 días.

Entrevistaron a un total de 53 expertos en el campo de la política, que además son considerados analistas de renombre en nuestro medio, entre ellos Andrés Gómez, director de la radio Erbol; Rafael Loayza, analista político; Paula Peña, historiadora, y Diego Cuadros, experto en autonomías y plurinacionalidad.

La elección del personaje principal fue un tema aparte. Marcelo Cossío, director de la productora audiovisual Kinesis, cuenta que al principio pensaron en un taxista, luego en un conductor de radio y finalmente se quedaron con la idea de un detective que resuelva problemas ajenos.

Anselmo Vargas, interpretado por el actor Rodrigo Ayo, “es un héroe local, un detective hecho a imagen y semejanza de los bolivianos. Este personaje va resolviendo casos y en el camino va tropezando con la compleja realidad política”, explica Fortún.

El proceso de guionización fue el más largo e importante, pues en cada historia se debía combinar la ficción con la parte teórica y documental. Crear situaciones, escenarios, personajes secundarios y diálogos fue un trabajo que demoró casi tres meses.

El primer capítulo fue sometido a la opinión de grupos focales que dieron un primer diagnóstico del producto. Esto les permitió hacer algunos ajustes en los siguientes. “Lo que más les gustó es que el programa los enganchaba en los temas y, además, nadie sabía quién lo hizo, si el Gobierno o la oposición”, agrega Fortún.



Después de un año de trabajo arduo y continuo, sale a la luz un programa con características diferentes y enriquecedoras en términos educativos y de discusión intelectual. “Queremos que esto signifique un avance en nuestra capacidad de comunicarnos con diferentes sectores de la sociedad boliviana, más allá de los círculos tradicionales de expertos, y que pueda mejorar la participación política de la gente”, concluye Riveros.

Tuesday, October 11, 2011

San Antonio, la película : Los rostros de la cárcel






En la apertura del documental San Antonio del debutante Álvaro Olmos, se plantea una reflexión sobre el documental mismo, y es quién mira a quién. Desde el encuadre de Ramón, uno de los reos que guiará su estadía y posterior salida del penal de San Antonio se sitúa la mirada de quien se filma ante un espejo, dejando entrever que la mirada goza de cierta autonomía y distancia respecto del realizador.

En este gesto especular, al cual Olmos renunciará a medida que el filme se desarrolle, la mirada va mutando, desde quien se reconoce como sujeto enunciador, dueño de su historia y su voz, hasta su posibilidad de reconfigurar, desde su mirada, su condición de reo.

San Antonio, como lugar, según el epígrafe del filme, es la cárcel más pequeña de Bolivia, construida para albergar a 80 personas, aunque, a la fecha, habitan en ella más de 300 personas, entre reclusos, sus parejas e hijos. Es una pequeña ciudad, donde se reproducen las prácticas sociales de la exterioridad: bienes raíces, intercambio de bienes y servicios, jerarquías sociales establecidas a partir de la acumulación de poder entre otros elementos. En este panorama sobresalen, para Olmos, tres internos: Ramón, argentino, víctima de la pobreza, a quien el narco tentó por 500 dólares para llevar píldoras de cocaína en su cuerpo; Sergio Arce o “Lucifer”, miembro de la Mara Salva trucha, que, tras un sonado homicidio doble en Cochabamba, radica San Antonio apelando su veredicto; y Gery, víctima del sistema judicial boliviano, que se encuentra a la espera de una sentencia por el hurto de un celular.

Con estos tres personajes Olmos construirá San Antonio, desde la sensibilidad de sus habitantes: Ramón que espera salir para retornar a casa en Buenos Aires, Sergio Arce, vislumbrando su futuro como gangster y Gery, que busca cómo sobrevivir al interior de la cárcel. Este ejercicio compositivo permite al espectador esbozar diferentes facetas y rostros de la cárcel y del sistema jurídico que le sostiene.

Lo llamativo de San Antonio es la diferencia sobre el género, aquel que hizo de la cárcel y sus afectados el fundamento para pensar la libertad. En San Antonio parece no existir una nostalgia de libertad ni una intención didáctica de explicar el sistema jurídico ni mucho menos indagar sobre las causas estructurales de la estadía de los personajes en este lugar, sino el de ensayar, a modo de reportaje, una cartografía de tres reclusos. Uno encuentra la redención en el amor a la familia distante, el otro aspira a sobrevivir en la cárcel y el tercero espera acumular en la cárcel respeto. (SZ)

Saturday, September 24, 2011

Filme “Norte Estrecho”




“Norte Estrecho” es la nueva película de producción boliviana que está actualmente en rodaje en Cochabamba, dirigida por el debutante en la gran pantalla Omar Villarroel. La película trata acerca de la migración, una realidad común para muchos latinoamericanos.

El largometraje se ha estado filmando en su mayor parte en la ciudad de Cochabamba, pero también hay otras locaciones. Incluye la participación de actores y actrices de diferentes países como México, Argentina, Estados Unidos, Bolivia, Perú y Venezuela. Entre los más destacados está la mexicana Carmen Salinas, que tiene una trayectoria larga en cine y telenovelas y el mexicano Jorge A. Jiménez. Jiménez interpreta al personaje llamado Pedro, que es el hijo de Carmen Salinas, quien interpreta a una empleada doméstica en la historia.

Juan Cristóbal Ríos es el guionista del filme. Empezó a escribir el guión después de hablar con Villarroel para colaborar en “Norte Estrecho”. “Casi todas las historias de la película tienen un referente real como punto de partida”, dijo Ríos. La idea de hacer esto e incluir historias reales fue para que los actores se vinculen más emocionalmente con los personajes. El guionista también quería mostrar cómo los medios comunicacionales influyen en el tema de la migración, pues estos mismos son lo que conectan a las personas estando lejos.

La película cuenta también con el actor boliviano Pablo Fernández y la boliviana Gisely Hernández. Ambos actores nacieron en Santa Cruz y es la primera película en la que trabajan juntos. Fernández empezó su carrera con Chaplin Show a los 19 años, y después inició su carrera en el cine en 1999, con la película “Dependencia Sexual”. También actuó en “¿Quién mato a llamita blanca?”, “La Promo” y “El Ascensor”. “Con ‘El Ascensor’ demostré que era un actor y no sólo un cómico” agrego Fernández.

El cruceño interpreta en “Norte Estrecho” a Julio, un boliviano emigrante que reside en Estados Unidos. Hernández interpreta a Tania, puertorriqueña que también reside en el país del norte. Ella está enamorada de Julio, pero no es correspondida por él, ya que su único interés es poder ver a su hija que dejó atrás.

“Norte Estrecho” muestra la cotidianidad de los migrantes que van y residen en los Estados Unidos. “Me gusta mucho el personaje, no poder tener tus hijos a tu lado y estar lejos en los Estados Unidos debe ser muy fuerte, y es la situación de muchos latinoamericanos”, dijo Fernández. “Mi madre es una emigrante que emigro a los Estados Unidos, así que me relaciono con el personaje, entiendo muy bien esta situación”, agregó Hernández. La producción tiene previsto culminar el rodaje en Bolivia para este mes, y continuará grabaciones en otros países. La etapa final de la producción será entre mayo y junio del 2012, año en el que se pretende estrenar el filme.

Thursday, September 15, 2011

LAS BELLAS DURMIENTES : UNA COMEDIA POLICIAL DE LOAYZA





En un mundo sin ley, donde ya no importan las víctimas ni los culpables, el humilde cabo Quispe, lucha por descubrir la verdad sobre los crímenes cometidos a hermosas modelos.

En su aturdida e ingenuua investigación, Quispe arriesga su carrera enfrentándose con el sargento, su superior, que se apresura por cerrar el caso y que mantiene, como todos, un orden tan injusto como absurdo...

VISION CREATIVA DEL DIRECTOR

Con una estructura más o menos típica de filme policial, la película va a tener un tratamiento de comedia realista, expresada en la elección de actores y de las locaciones, muchas de ellas naturales.

Pero se pretende tener una puesta en escena llena de desafíos y guiños para el espectador, jugando con nuestra realidad, con nuestra manera de ser, con el humor, con el género y los clisés del cine.

Hay además una intención de ignorar, más que acentuar las sumas de todos los absurdos que presenta el guión.

Wednesday, May 11, 2011


El resucitado llega al cine





Motivado por la necesidad de llevar un mensaje de amor y tolerancia para los jóvenes involucrados en las pandillas, Gonzalo Jiménez, produjo el largometraje El resucitado, que se estrenará el miércoles en el cine Bella Vista, a las 20:00.
Jiménez trabajó con jóvenes integrantes de la pandilla DCA2 en el audiovisual. Los seres humanos somos de alta estima delante de Dios, afirmó.
El productor ya presentó la película Hasta que la muerte nos separe (2007) y las teleseries: Camino a la libertad (2005), Un grito en el silencio (2006) y Refugio del fugitivo (1997), que se trasmitieron por Megavisión y Sitel.
Presentado como cine cristiano, Jiménez reconoce que se trata de una producción elaborada empíricamente y con esfuerzos propios.
El resucitado narra la historia de un joven que quiere alejarse de la pandilla que frecuenta, pero sus excompañeros quieren impedir el desaire y para darle una lección lo entierran vivo; sin embargo, Dios tiene otros planes.
Actúan Gabriel Jiménez, Julio César Mendoza, Juan Carlos Evara y Gonzalo J. Agreda

Fuente : El Deber,Santa Cruz de la sierra,Bolivia

Tuesday, May 10, 2011

Pelicula de acción filmada en Cochabamba : Fuerza Mortal



FUERZA MORTAL es una pelicula de acción de género policial en etapa de pre-producción. Será filmada en la ciudad de Cochabamba, Quillacollo y Vinto.

Sunday, May 01, 2011

COMING SOON THE ROAD MOVIE "ERASE UNA VEZ EN BOLIVIA"



Estudio Cine Artesanal and Project 13
Información Nuevo Cine Boliviano. Películas independientes de la nueva nueva generación de cineastas.
Descripción El llamado "Nuevo Cine Boliviano" comienza con Erase Una Vez En Bolivia.

El Cine Independiente y el Cine Nacional de Bolivia atraviesa actualmente serias dificultades, dado que la situación económica en Bolivia complica en gran manera para la nueva generación de cineastas la obtención de apoyo financiero. Ante esta situación, a partir del año 2011, Patrick Cordova junto con jóvenes, cineastas y artistas relacionados con el cine, decidieron emprender el dificultoso camino de producir sus obras por cuenta propia, de manera cooperativa, con el aporte de recursos materiales y humanos de particulares o productoras independientes, pero con el objetivo de que este “Nuevo Cine Boliviano” tenga la posibilidad de ser difundido, no solo en festivales, sino al público masivo.

La idea de Patrick Cordova es iniciar una renovación del cine independiente Boliviano, no solo en cuanto a temáticas, si no a puntos de vista ideológicos y estéticos. La prioridad? El guión, el guión y el guión!

"El Nuevo Cine Boliviano se esta convertiendo a un género propio que se dedica exclusivamente a retratar muy cuestionablemente la realidad social de Bolivia pero siempre con miras a festivales de cine y a través de propuestas a veces muy discutibles de sus cineastas, haciendo así a un lado cualquier cine de género."

It's 2003, a country is in crisis. Two mismatched half brothers race to the border as the country plunges into revolution.

A much lauded low budget independent Spanish language feature film, "Once Upon A Time In Bolivia" is a classic road movie about two half brothers and their race to the Bolivian-Chilean border.

A small crew and non-professional cast made this picture in 18 days battling everything from local gangs, journeys from hell, serious illness and death threats to extremely hostile and treacherous conditions in order to tell this amazing true story. "Once Upon A Time In Bolivia" was the only Bolivian production in 2010.


El llamado "Nuevo Cine Boliviano" comienza con Erase Una Vez En Bolivia.

El Cine Independiente y el Cine Nacional de Bolivia atraviesa actualmente serias dificultades, dado que la situación económica en Bolivia complica en gran manera para la nueva generación de cineastas la obtención de apoyo financiero. Ante esta situación, a partir del año 2011, Patrick Cordova junto con jóvenes, cineastas y artistas relacionados con el cine, decidieron emprender el dificultoso camino de producir sus obras...

Protagonistas :
Luis Cabellero, Miguel Angel Mamani, Ivan Nogales, Raul Beltran, Reynaldo Yuhra, Rosa Paye, Miguel Estellano
Dirigido por Patrick Cordova
Guión de Patrick Cordova
Producido Por
Patrick Cordova and Paola Gosalvez

Thursday, April 28, 2011

Próxima película, La sirena del Titicaca



Corría 2002 cuando un comunario de la bahía de Copacabana dio a conocer que se habían encontrado en la orilla del lago Titicaca los restos de una sirena. Este hecho curioso es recuperado por el cineasta Roberto Calasich para su próxima película, La sirena del Titicaca.

Según lo explicado por el capitán de corbeta Ernesto Adalid, “el propósito de la película es mostrar los principales atractivos turísticos de la zona altiplánica a orillas del lago”.

La finalidad del filme es promocionar el turismo en la región lacustre. La Armada Boliviana, junto con la Gobernación de La Paz y Producciones Calasich, pretende que la cinta, a ser realizada en formato digital, incluya varias localidades como Huatajata, Copacabana, las islas del Sol y de la Luna, e incluso Puno (Perú), como una forma de integración y unidad cultural.

Se tiene previsto iniciar el rodaje del largometraje en mayo y estrenarlo en septiembre. “Entre las peculiaridades de la película están varias de las secuencias que se grabarán dentro del lago, para lo cual está previsto (el alquiler de) equipo submarino”, indicó Adalid.

La producción de Calasich contará con un elenco de alto nivel. Luego del estreno en La Paz, se presentará en el interior.

Mosoj Huayna protagónico

En la realización de La sirena del Titicaca se espera asimismo que varias imágenes sean registradas a bordo del NAVTUR, buque multipropósito Mosoj Huayna.

Esta nave de la Armada Boliviana es uno de los atractivos turísticos en el lago Titicaca. Según refiere la información proporcionada por el capitán de corbeta Ernesto Adalid, se trata de un navío que reúne todas las comodidades de un crucero que realiza viajes en las zonas del Caribe.

El Mosoj Huayna será también el cuartel del equipo durante el rodaje de la película.

Fuente de la informacion : La Prensa,Bolivia

Thursday, April 21, 2011

Martín Boulocq estrena filme sobre las dictaduras en junio




Por: ANAHÍ CAZAS/PÁGINA SIETE

Uno de los cineastas bolivianos más jóvenes del país, Martín Boulocq, de 30 años, asegura que la dictadura es un tema todavía ausente en el cine boliviano. Además, estrenará su segundo filme: “Los Viejos”, el próximo 9 de junio, y dice que es un trabajo que refleja "madurez en su profesión". "Es importante que el cine hable de cosas (dictadura) que se han callado por mucho tiempo, eso falta en el cine nacional", dice. También explica que en la película se explora los mecanismos que dejó la dictadura, como el destierro, el exilio y el autoritarismo que todavía están insertos en las estructuras familiares. A pesar de que nació al finalizar la etapa de la dictadura en el país, el cineasta asegura que es un hecho que marcó su vida. "De alguna forma la dictadura ha dejado secuelas en mi vida personal, porque mis padres fueron perseguidos en ese tiempo", cuenta el joven director. "Esta película es muy profunda por su historia y porque estéticamente he explorado otros campos", dice Boulocq, quien cuenta que la idea del filme nació a partir de un cuento del escritor Rodrigo Hasbún.

Boulocq relata que a partir del cuento se construyeron y destruyeron varios guiones. "Se han realizado muchos cambios porque creo que un guión no es una maqueta definitiva", cuenta. Además, confiesa que el proceso de producción fue una búsqueda de respuestas personales. En este camino, decidió tratar la temática de la dictadura. Cada escena de “Los Viejos” tiene un significado, por eso el cineasta decidió viajar a Tarija y rodar la cinta en una hacienda con viñedos. "Quería descubrir un nuevo lugar, contar una historia y rodar en otoño", explica. En esa búsqueda el proceso de producción duró cuatro años.

El cineasta Juan Carlos Valdivia, productor de “Los Viejos”, dice que el trabajo de Martín Boulocq es una producción de “calidad”, tanto en el tratamiento de la historia como en el uso de los recursos técnicos. "Es una película que se ha hecho con mucha intimidad y con equipo técnico muy reducido, pero Martín manejó todo con disciplina y responsabilidad", dice Valdivia. Además, señala que su productora brindó todas las herramientas necesarias para realizar la película, porque cree que será un éxito, ya que el joven cineasta "es un artista". El director de “Zona Sur”, una de las cintas bolivianas más galardonas, señala que producir una película nacional era todo un acontecimiento, pero ahora se ha democratizado y es más accesible. Sin embargo, apunta que se ha perdido la rigurosidad y la magia de hacer cine. "Se presentan películas cada semana y muchas veces de dudosa calidad. Creo que el público se merece filmes de buena calidad", dice Valdivia, quien prepara nuevos proyectos pero prefiere no adelantar las características de sus producciones cinematográficas. Además, cree que una película boliviana debe aportar a la cultura del país y aprecia que la gente tenga acceso a producir cintas”.

Friday, April 15, 2011

Los gringos no comen Llajua se estrena hoy





El cineasta Adán Sarabia, uno de los directores de cine más joven del país, estrena su tercera película Los gringos no comen llajua, que se presenta hoy en las salas del Megacenter y Multicine.

“Es una comedia que rescata el humor humano y que cuenta una historia cotidiana de los bolivianos”, dice Sarabia, de 25 años, quien ya tiene en su haber Licorcito de coca y el año pasado presentó El juego de la araña y la mariposa con la participación del reconocido actor y guionista Jorge Ortiz.

Sarabia adelanta que su nueva película relata la aventura de un turista alemán en los Yungas de La Paz, quien es secuestrado por un grupo de narcotraficantes y en el proceso se conoce el lado humano de estos personajes antagonistas.

La película se comenzó a filmar en enero de 2009 y se terminó en 2011. Fueron 18 días de rodaje en los Yungas. Otra característica de la cinta es que tiene como banda sonora a un grupo de heavy metal y la agrupación de cumbia Sin Ley.

Sarabia puntualiza que su película “no cae en la comedia vulgar, que no sólo busca hacer reír y que la idea es que también transmita un mensaje a la gente”. Cree que en el cine boliviano se ha trabajado muy poco este género cinematográfico.

En la cinta participan 24 actores y ocho son los protagonistas. Además, el equipo técnico está integrado por 25 personas.

“Fue una experiencia única y divertida”, cuenta Gert Franke, el protagonista del filme, quien lo recomienda a los más jóvenes a disfrutar el filme. El actor, de 55 años, cuenta que en cada una de las escenas se divirtió y que descubrió la riqueza de Bolivia, a pesar de vivir en el país por más de 30 años. “Gracias al personaje que interpreté volví a conocer su país y me volví a enamorar de esta tierra”, confiesa Franke, de nacionalidad alemana.

Con respecto al título de la obra, Sarabia explica que tiene relación con una de las escenas del filme, donde el gringo decide quedarse en Bolivia, mientras observa cómo preparan la llajua.


Fuente : Pagina Siete;Bolivia

Wednesday, April 06, 2011

Director Jorge Sanjinés rueda filme histórico llamado “Bolivia insurgente”



“Bolivia insurgente” es el título de la película que el director boliviano Jorge Sanjines está filmando. Parte del rodaje se realiza actualmente en Cochabamba. El estreno está previsto para octubre próximo, informó la productora ejecutiva, Verónica Córdova.

Córdova dijo que se trata de la historia de Bolivia contada a partir de los caudillos indígenas. El rodaje tiene dos etapas, la primera fue realizada en octubre y es la parte documental. Actualmente se cumple la segunda fase de rodaje que concluirá a fin de mes.



Al ser una película histórica, está basada en hechos reales; pero también tiene escenas de ficción, señaló Córdova. El filme inicia con el cerco a La Paz, protagonizado por Tupac Katari en 1781, y recorre la historia patria hasta el año 2010.



“Bolivia Insurgente” es la undécima película de Sanjines, quien durante toda su carrera hizo cine identificado con los pueblos indígenas. “Lo que busca es contar la historia del país, pero dando preponderancia a héroes que no han sido reconocidos por la historia oficial, que siempre han sido soslayados”, explicó Córdova.



El filme incluye a personajes históricos como Tupac Katari, Zárate Villca, Santos Marca Tula, Bartolina Sisa, Nina Quispe, Juan Wallparrimachi, los soldados del Chaco o los caciques guaraníes Apiaoeki Tumpa y Cumbay, entre otros.



Gran despliegue



Verónica Córdova, dijo que la nueva película de Sanjinés es una de las “más grandes del cine boliviano” puesto que moviliza a un equipo técnico de más de 60 personas, tiene escenas con cientos de extras y para la recreación de lugares y hechos históricos fue necesario un trabajo exigente y “delicado” en cuanto a utilería y vestuario.



La ficción y la historia se funden en un guión escrito por el mismo Sanjines, en un proyecto que comenzó hace aproximadamente un año e incluye locaciones en Cochabamba, Tarija, Trinidad, Santa Cruz y Oruro.



En Cochabamba se realizaron escenas en Totora para recrear el cerco a La Paz. Córdova explicó que el lugar se eligió por su arquitectura colonial que se asemeja a la que tenía La Paz en 1781.



En cuanto a los actores, los protagonistas viajan por todas las locaciones, pero en cada escenario se contrata a gente del lugar como extras.



La última película de Sanjines fue “Los hijos del último jardín”, estrenada en 2004.



Fuente de la informacion:
"Bolivia, Cochabamba, 06 de abril", (elsistema.info)

Friday, April 01, 2011

Martyr



“Durante una de mis visitas regulares a una librería en La Habana, me topé con un libro sobre el arte medieval en España. En él vi un cuadro que mostraba los tormentos que sufre Santa Eulalia antes de ser crucificada. Estas imágenes me sorprendieron y conmovieron. Eran las imágenes equivalentes al Vía Crucis de Cristo”. Así explica el director y productor Jac Ávila la génesis de su film Martyr, que será estrenado este 7 de abril en la Cinemateca Boliviana. El film parte de este dato histórico, pero no se trata de una propuesta de época. Martyr cuenta la historia de Camille, una joven francesa que está de visita en Nueva York, junto con su novio Julien, un conocido DJ. Ella conoce a Tadeusz, un fotógrafo con el que terminará trabajando como modelo, a pesar de las objeciones de Julien. En una sesión, Camille le propone a Tadeusz hacer una serie de fotos inspiradas en la crucifixión de Santa Eulalia: ella recreará paso a paso el sufrimiento de la mártir, tratando de entender las motivaciones que la llevaron a confrontar el poder del imperio español. “¿Que pasa si una mujer desea representar a Santa Eulalia, por estar atraída a la similitud de como Cristo entrega su vida?”, se pregunta Ávila. Este será el cuestionamiento que guíe la propuesta estética de Martyr, un film que según su director ahonda en los límites de cómo concebimos el cuerpo de la mujer en la sociedad. “En el mundo católico en general y en el latinoamericano en particular, los mártires son grandes íconos, ¿pero que pasa si una mujer toma el lugar central y privilegiado en los dominios de los dioses martirizados? ¿Podemos ver mas allá de su cuerpo y reconocer su divinidad?”. La película rodada en Nueva York es una producción de Pachamama Films, que el año pasado estreno la cinta Sirwiñakuy, dirigida por Amy Hesketh y producida por Jac Ávila. Martyr cuenta con las actuaciones de Carmen Paintoux, Mickael Trodoux, Natacha Petrovich, Erik Antoine, Veronica Paintoux (Sirwiñakuy), Elizabeth Bress, Britta Jepsen, además del mismo Ávila. A pesar de haber sido realizado hace ya algunos años y haber participado en algunos festivales fuera de Bolivia, el film se estrena recién en el país.

Thursday, March 31, 2011

Bellott filmará una nueva película a finales de este año




Si hay un nombre boliviano que suena mucho en el ámbito de los festivales de cine internacionales, este es el de Rodrigo Bellott. El director, guionista y director de casting cruceño radica actualmente en Amsterdam, donde hizo una residencia en Binger Film Lab, para la escritura del guión de una de sus próximas producciones. Sobre esto, Contracorriente (Javier Fuentes-León, 2009) y También la lluvia (2010), habla Bellott desde Holanda.





Estarás en Cannes anunciando los detalles de tu próxima película, Nice People (Buena gente). ¿Puedes comentarnos más sobre la producción y la historia que cuenta la película?

Este mes comienzo con el desarrollo, pre-producción y ensayos de Nice People, un film que escribi ya a finales del 2009 y desde entonces estoy levantando el financiamiento internacionalmente. Es un proyecto muy ambicioso y particular, es la primera vez que se hace una co-producción entre Galicia, Cataluña, Brazil y Nueva York. El film es en tres idiomas y se rodará recién a finales de año en Miami, Galicia, Nueva York y Rio de Janeiro. Las co-producciones están levantadas, así que ahora me dedico a la parte artística del proyecto, cerrar el casting y empezar pruebas y ensayos, pues es muy complicado lo que tenemos previsto actoralmente y en términos de logística y retos cinematográficos.

Para esta locura hemos reunido un equipo internacional extraordinario fuera y frente a cámaras. Es por eso que en mayo, dentro del Mercado Internacional de Cine de Cannes presentamos el proyecto oficialmente. Nice People es una especie de Dependencia Sexual de terror psicologico (el protagonista es un modelo de ropa interior famosa), muchísimo más transgresora, diferente, muy provocadora, muy violenta y sin censura. A la vez es mi peli más madura, pues sólo la experiencia y los años te pueden dar las herramientas para tratar la violencia (y en mi caso no ha sido menor) con inteligencia y responsabilidad. Es la peli más grande he hecho hasta la fecha con grandes estrellas del mundo de la música, la moda y el cine, pero no puedo decir nada más hasta nuestro anuncio oficial.



Hasta hace poco estuviste haciendo una residencia en Amsterdam, donde escribiste el guión de Oxala, otro proyecto. ¿Cómo fue la experiencia?

En enero terminé mi residencia en Binger Film Lab, que es uno de los más prestigiosos laboratorios de guión en el mundo, junto con Cannes y Sundance. Llevo seis meses escribiendo mi nueva película Oxala, con la asesoría de algunos de los mejores de la industria. Somos 23 guionistas del mundo entero: Egipto, India, Australia, Bélgica, Francia, Inglaterra, China, Grecia, Holanda, México y conmigo, Bolivia.

Terminé el guión y presenté el proyecto en los festivales de Rotterdam y Berlin. Fue una experiencia increíble y estos últimos seis meses en Holanda han sido de lo mejor en mi carrera y también a nivel personal. He aprendido mucho como cineasta y guionista, sobre todo por que es la película más ambiciosa que he escrito hasta ahora. Es también un lujo poder aprender de las diversas y tan distintas experiencias y cinematográficas de los demás participantes y ver cómo se está haciendo cine en otras partes del mundo. Estoy considerando quedarme aquí definitivamente y convertir Amsterdam en mi base....ahora por lo menos me quedo un año más.



¿Por ahora no filmarás en Bolivia?

Creo que he hecho todo lo que pude en mi país y he aprendido mucho como profesional y como persona. Pero ahora me toca investigar en otros lugares del mundo. No creo en la nacionalidad del arte y creo que como boliviano seguiré aportando al desarrollo de nuestro cine desde donde esté. Contracorriente, También la Lluvia y Che son ejemplos de que no olvido a mi Bolivia incluso cuando hago películas en Perú, España o USA. Actualmente estoy trabajando en nuevas películas como director de casting, y seguré proponiendo a técnicos y actores bolivianos.



Hablando de Contracorriente, estuviste en el estreno de esta película protagonizada por el boliviano Cristian Mercado en Amsterdam ¿Cuál fue la respuesta del público? ¿Cómo ves a la película después de más de un año de su estreno?

He tenido el privilegio de estar en el estreno de Contracorriente en Sundance, Los Angeles y Amsterdam. En este festival, ganamos una vez más el premio de la audiencia, lo que me sorprendió muchísimo, pues hay una diferencia cultural grañidísima entre Holanda y Latinoamérica, pero la película logra trascender culturas y su mensaje de amor es tan fuerte y universal que toca a todos.



También la lluvia, película en la que hiciste dirección de casting, ya se estrenó en Bolivia y está levantando comentarios de todo tipo. Como cineasta, ¿qué opinión tienes acerca de la manera en la que esta película se acerca a la historia de la colonización en América y a un hecho de nuestra historia reciente, la guerra del agua?

También la lluvia es la película que más me enorgullece y me mueve de todas las películas internacionales en que he participado. Creo que es un film sincero, muy potente en su mensaje y además logra retratar a Bolivia desde su necesidad y su lucha con una dignidad, integridad y respeto que ni siquiera nosotros los bolivianos logramos en nuestros propios films, sin queja, sin victimización, sin sentimentalismo, de manera critica pero jamás olvidando la humanidad, el corazón de la gente y el ejemplo de trabajo, compromiso y lucha que pueden dar los bolivianos al mundo.

Estoy muy feliz además por lo que como profesionales del cine hemos demostrado al mundo, en nuestra capacidad de hacer grandes películas, nuestros técnicos, nuestras localizaciones, nuestros productores y evidentemente como actores. Encontrar a Juan Carlos Aduviri fue el reto más grande de mi carrera como director de casting pues el personaje es muy complejo y casi imposible, pero Juan Carlos tiene una presencia y un magnetismo que sólo es equivalente a su talento y su generosidad. Él actúa desde la verdad, y la experiencia de vida que vi en él le permite llegar a registros emocionales muy difíciles. Espero que esto que está pasando con el internacionalmente sea una oportunidad para todos los bolivianos de ver que realmente se puede llegar tan lejos como se quiera. Juan Carlos es un orgullo nacional, un actor como hay pocos en el mundo. Me llena de orgullo, satisfacción y gratitud el haber podido ser parte de este proyecto y de la carrera de Aduviri.

Fuente de la noticia:
La Paz, 31 de marzo del 2011 (Cinemas Cine)

Monday, March 28, 2011

Paz Padilla propone La última jugada



Cristian Massud L.

El cáncer es uno de los mayores males que afecta al ser humano en la cotidianidad. Después de la pérdida de su madre, Carla Lorena Figueroa le planteó a Paz Padilla llevar este tema a la pantalla gigante. El escritor, nacido en Pampa Grande, aceptó el desafío y anoche, junto a su equipo de producción y el reparto de actores, presentó el proyecto cinematográfico denominado La última jugada, en el hotel Yotaú.
El autor de Las concubinas del diablo aseguró que seguirá apostando por el séptimo arte porque es una manera de llegar a la sociedad a través de una forma más ‘utilitaria’ y este elemento no lo puede hacer con la literatura. Otra vez Padilla se asoció con el productor Miguel Chávez y está en búsqueda de $us 100.000 para el financiamiento del filme.
La última jugada contará con la actuación de la modelo Verónica Larrieu, que a pesar de que había afirmado que no volvería a la pantalla gigante se enamoró del proyecto y decidió sumarse. También estarán el humorista Ernesto Ferrante, los conductores de televisión Sandra Parada, Ronico Cuéllar, Pedro García y ‘Pepe’ Cabrera, así como Fabiana Saavedra, Ronald Valverde, Reyes Seleme y Widen Sorich.
La trama gira en torno a Alberto (Ernesto Ferrante) y Miguel (papel por definirse). Los dos tienen cáncer y sus vidas se juntan en el hospital, pero al final alguien deberá dar la última jugada de ajedrez. El rodaje comenzará el 15 de agosto, pero antes, el 21, llegará a Santa Cruz la actriz española Assumpta Serna para conocer las locaciones en las que se rodará La patinadora de la luna, tercer proyecto de Padilla.

Para saber

Inicios. Paz Padilla debutó como director con su ópera prima En busca del paraíso, que reunió a gente relacionada con la televisión, el modelaje y el teatro, como Verónica Larrieu, Elina Laurinavicius, José ‘Pepe’ Cabrera, Vivian Colombo, Grissel Quiroga, Geraldine y Judith Domínguez y Sandra Elías.

Recepción. Según Padilla, el filme fue visto en ocho capitales de Bolivia (excepto Cobija) por más de 40.000 personas. En Santa Cruz de la Sierra asistieron al cine más de 20.000. También indicó que más de 180.000 pagaron un servicio por vía web (televeo.com) para ver la película en países como España, Japón, Australia y Argentina.

Reacciones. Según datos del director En busca del paraíso recibió buenas críticas de su largometraje en tierra española.

El reparto

Ernesto Ferrante. Es Alberto, un político con cáncer que deberá enfrentar su realidad.

Sandra Parada. Encarna a Adriana, esposa de Alberto. Es uno de los papeles complejos.

Verónica Larrieu. Interpreta a una voluntaria que presta su ayuda a la gente con cáncer.

José ‘Pepe’ Cabrera. Es Isidro, el papá de Miguel. Una de las piezas fundamentales de apoyo.

Ronico Cuéllar. Es un entrenador de fútbol que enseña a sus pupilos el valor de la vida

Sunday, March 27, 2011

Nuevo filme de Marcos Loayza,el director paceño se apresta a filmar una comedia “sin caídas de poto ni pastelazos”.



Entrevista en el peridico la razón

Por Javier Badani


Han pasado ocho años desde el estreno de su última ficción, El corazón de Jesús. Ahora el director paceño se apresta a filmar una comedia “sin caídas de poto ni pastelazos”. El argumento, sin embargo, lo mantiene en secreto. Entonces, la charla gira en torno a su paso por la Cinemateca Boliviana, la cual hoy preside, y su opinión sobre las nuevas películas bolivianas (de las cuales no destaca a ninguna).
— Las bellas durmientes marcará su retorno a la producción fílmica. ¿Qué puede adelantar sobre la película?
— Todavía no mucho. Esperamos estrenarla este año. Es una comedia, pero lo que yo entiendo por una comedia. Es decir que en la pantalla no se verá a nadie caer de poto, recibir un pastelazo ni se recurrirá a las malas palabras para lograr que el espectador se ría. Es una comedia que te permitirá verte a ti mismo, reírte de ti mismo; reírte de tu sociedad, de tus poderosos y de las taras personales.
— Ocho años han pasado desde su última producción, El corazón de Jesús. ¿Por qué tardó tanto en animarse a dirigir?
— Las condiciones de producción en Bolivia son difíciles. No ayuda el que no exista una política audiovisual en el país. Además, yo produzco lentamente. Prefiero escribir con más calma los guiones.
— ¿Pesa en usted el éxito que tuvo Cuestión de fe en su momento, a la hora de encarar una nueva producción?
— Yo soy bastante crítico con mis trabajos. Valoro los aciertos de Cuestión de fe, pero también reconozco sus errores y desaciertos. Creo que cada película tiene su tiempo, un momento histórico que la acompaña. Si Cuestión de fe se hubiera estrenado un año después, hubiera sido distinta la respuesta. Una producción como Los Andes no creen en Dios (Antonio Eguino, 2007), creo que hizo muy tarde. Si se la hubiera estrenado en la época de la relocalización minera, en los 80, hubiera tenido más impacto, porque fue entonces que nos dimos cuenta de que Bolivia dejaba de ser un país minero.
— ¿Y qué momento histórico refleja su nueva producción fílmica?
— Yo termino de entender la película cuando recibo el retorno de la crítica, de los especialistas y de los amigos. Porque uno cree que está haciendo una película de una manera y luego se da cuenta de que hay cosas que se mueven dentro de uno que son más importantes. En el fondo, en esta nueva producción estoy hablando de la Bolivia de ahora. Pero, a diferencia de otros directores, no pretendo explicar la sociedad actual ni ofrecer respuestas. Lo que quiero es plantear las preguntas. Creo que el arte debe cuestionar las cosas y no batir palmas ante los hechos.
— A la distancia, ¿cuál es la evaluación que hace de El corazón de Jesús?
— Es una película difícil. Tiene una puesta en escena bastante austera, pero cuenta con una propuesta muy audaz. Eso quizás alejó a cierto público, pero le dio un montón de reconocimientos. Se ha proyectado en el MoMa (Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York) y ha sido puesta entre lo mejor que se ha producido en Ibermedia. Reconocida a nivel continental y polémica, porque tiene un relato partido por un cantautor a manera de coro griego. Algunos la amaron, otros la odiaron. Y a pesar de todo ello, es fiel a mí mismo y de eso estoy orgulloso.
— ¿Vuelve a ver sus películas?
— Muy poco y generalmente cuando me veo obligado a mostrarlas en una exhibición, por ejemplo. Recién la vi en la casa de unos amigos. Estaba de viaje y me invitaron a cenar. El sentido de la cena era que como estaban pasando la película en la televisión, ellos querían cenar con el director que hizo el filme (ríe).
Y bueno, hay cosas que te sorprenden cuando retornas a tu obra, tanto por las buenas y por las que me decepcionan por lo malas. Pero, al final, me alegra constatar que mis películas no han envejecido tan rápido. El tiempo las golpea, como a todo; pero hay algún esqueleto, algún resorte que todavía las mantiene en pie.
— ¿Y cuál de todas sus obras está envejeciendo más rápidamente?
— Algunos documentales, pero no pasa lo mismo con mis películas. Y creo que eso se debe a que han tenido un tiempo más largo de reflexión debido a esa ambición de que mis producciones sean algo bien hecho para que perduren. Cuesta tanto hacer una película en Bolivia, que si la vas a hacer, por lo menos debes tener algo importante que decir. Claro que puedes hacer cosas experimentales que te pueden quedar bonitas e, incluso, ganar premios, pero en el fondo deben ser algo importante porque uno tiene que decir algo. Eso hace que una obra sea un grito y no termine en un simple ejercicio vocal.
— ¿Qué tipo de películas prefiere ver?
— Ahora estoy volviendo a las películas antiguas. Mi última sorpresa agradable fue Mi nombre es nadie (1973), producida por Sergio Leone. Han pasado tantos años desde su estreno, pero al verla uno se da cuenta de que sigue vigente.
— ¿Y producciones nacionales?
— He visto poco últimamente y de lo que he visto no tengo nada bueno que decir. De repente soy de otra época, quizás yo soy el caduco, pero he visto muchas películas que no me han gustado. Siento que ahora los guiones se escriben demasiado rápido, no se los corrige, no se busca lograr una unidad global. Es como si hicieran un filme sólo para que dure dos horas, cuando la idea es que dure 50 años o más. Somos un país que necesita aportes. Por eso pienso que es hasta irresponsable el hacer una película a la rápida.
— ¿Va muy seguido al cine?
— Generalmente voy a la Cinemateca, porque hay mejores películas. Es una costumbre personal. Y cuando quiero ver una película taquillera, prefiero esperar seis meses para verla en mi casa.
— ¿Ha visitado las multisalas?
— En La Paz, no.
— ¿Qué opina de estos espacios?
— Cuando las ciudades van creciendo, el consumo se va cerrando en guetos. Entonces, en ciudades como Caracas, por ejemplo, el mall te ofrece de todo: desde la comida rápida, pasando por la discoteca y terminando en el motel. Y todo con cierta seguridad. Y es así que la calle desaparece, se convierte en un lugar de nadie destinado a los pobres. Si tu vas a un mall en Tokio, en Nueva York o en La Paz, verás que todos se parecen; hay cosas comunes como la escalera eléctrica, Benetton, Nike y Burger King. Todas se uniforman, además, porque en todas se están proyectando la películas de moda.
— ¿Eso es bueno o malo para el cine?
— Beneficia en el sentido de que tienes 10 películas para ver. Ahora, que todas sean malas es otra discusión. Al haber más pantallas, hay mayor posibilidad de que una o dos estén dedicadas al cine nacional o al cine arte. Antes, en la Cinemateca había una sola pantalla y se proyectaban dos películas al día. En cambio ahora tiene cuatro pantallas y ocho películas diferentes que ofrecer al día. Eso es bueno.
— ¿Pero la Cinemateca está pasando por un mal momento actualmente?
— Hubo un error y hay que ser autocríticos en ello. En determinado momento, cuando la Cinemateca contaba con nuevo edificio, se decidió convertirla en un multicine chic. Yo creo que la Cinemateca nunca debió perder su carácter de centro cultural y como referente del cine de calidad. Ahora hay que cambiar la matriz económica. Antes se dependía completamente de la taquilla y cuando haces eso estás obligado a ofrecer el blockbuster de moda. Hay que apostar a las actividades culturales. Habilitar la sala de exposiciones y los espacios destinados a brindar, por ejemplo, talleres; cosa que no la pueden ofrecer los multicines. Acoger estrenos. Se ha visto que en otros cines esto no funciona, porque no puedes hacer tu premiere en medio de pipocas y panqueques.
— ¿Podrá recuperarse la Cinemateca?
— No necesita reposicionarse, sino cumplir la función con la que fue creada: resguardar el patrimonio audiovisual de Bolivia.
— Las series de Tv estadounidenses han resurgido de la mano de reconocidos directores de cine. Usted trabajó en este campo en Bolivia. ¿Volvería a hacerlo?
— Lo que pasa es que el audiovisual es muy dinámico y más con los cambios en la tecnología. El cine cada vez se parece más a una ópera. Y como sabemos hay muchas ciudades que no se pueden dar el lujo de ver una ópera. En cambio, la televisión es mucho más vital que el cine. Mucha gente está más influenciada socialmente por la televisión que por la cinematografía. Hubo una generación criada con los western, después con La guerra de las galaxias y ahora está la generación de Friends, nacida e influenciada en la televisión. Hace 10 años eso era impensable, era el cine el que marcaba las sociedades con sus historias y sus personajes.
Nuestra Tv es demasiado barata, no hay capacidad para hacer una ficción o un sitcom (comedia). Es tan barata que el personaje debe poner al lado suyo el producto para pagar su sueldo. Lamentablemente ésa es una limitación entendible por la estructura del mercado.
— ¿Hay mucha diferencia entre el Marcos Loayza de los años 90 con el de ahora?
— Los años pasan e inexorablemente la gente cambia. Uno se hace más zorro y más descreído. Creo que uno aprende a que el tiempo es mucho más fuerte que uno mismo. Los cambios suceden en 40 ó 50 años, pero cuando uno es joven piensa que son inmediatos. Otra cosa buena del paso del tiempo es que llegas a reconocer a los pícaros con mayor facilidad.

Wednesday, March 23, 2011

Loayza trae su cámara a Santa Cruz para su nueva Película:
El director filmará por primera vez en suelo cruceño




Marcos Loayza es considerado uno de los directores más importantes de Latinoamérica, ha logrado colocarse en los rankings mundiales con su producción "Cuestión de Fe". Actualmente se encuentra preparando su nueva producción denominada "Bellas Durmientes".

ETAPA ACTUAL DEL FILM.
Están en la preproducción, invitando a inversores para tener el financiamiento necesario para la efectivización de esta película y realizando el casting. Buscan actores y actrices de país. Loayza asegura que la película contará con los mejores actores bolivianos. Los reconocidos Elías Serrano, Luigui Antezana y Fred Núñez serán parte de este filme.

'BELLAS DURMIENTES'.

Esta producción cinematográfica se filmará en su totalidad en Santa Cruz en el mes de abril, será la primera vez que Marcos lo hace en esta ciudad y planifican concluirla en septiembre. El director explica que va a ser una película diferente a las otras, pero va a mantener la calidad, una identidad, un cine honesto frente al público, aprovechando los nuevos formatos que permite la tecnología. Será grabada en formato digital. Es una película que habla sobre el país, sobre la sociedad, como funciona. "Es una mirada con mucho humor e ironía sobre nuestros asuntos", dice Loayza.
FILMES DE LOAYZA.
Es el creador de importantes producciones como Cuestión de Fe (1995),
Escrito en el Agua (1997),
El Corazón de Jesús (2004), y El Estado de las Cosas (2007).
INSCRITO EN LA HISTORIA DEL CINE

LA DIVINA COMEDIA.
Elías Serrano, actor y Director, considera que Loayza se ha inscrito en la historia del cine nacional e internacional como uno de los mejores. 'Cuestión de Fe' es una historia interesante, una película de carretera que sobresale por su riqueza narrativa, utiliza subtextos, humor, metafórica, simbolismos, que la hacen encantadora, muy querida por el público de todo el mundo.

Fuente de la informacion : "Periodico El Sol,Santa Cruz de la sierra"

Tuesday, March 22, 2011

Más de media docena de producciones cinematográficas bolivianas están en pleno desarrollo





Actualmente más de media docena de producciones cinematográficas bolivianas están en pleno desarrollo. La mayoría de los directores tiene previsto terminar de rodar en los siguientes meses e incluso algunos no descartan estrenarlas este mismo año.

La película Las malcogidas, dirigida por Denisse Arancibia y producida por Victoria Guerrero, se encuentra en proceso de producción y su lanzamiento está previsto para octubre. Cuenta la vida de Carmen, quien pesa 102 kilos, vive con su delgada abuela narcoléptica y su delgado hermano travesti. El proyecto ya recibió algunos reconocimientos como el premio Bolivia Lab 2010 (Asesoría de guión).

Otro de los proyectos que se comenzó a rodar esta semana en Tarija es la película La vuelta, de Rodrigo Ayala. “Con esta cinta, que también se caracteriza por el humor, termina la trilogía que tenía planificada”, explica el cineasta.

Ayala dice que su nueva producción continúa, pero también puede ser vista independientemente a Día de boda e Historias de vino, singani y alcoba. “Estamos comenzando a rodar las primeras escenas y tenemos previsto estrenarla entre agosto o septiembre”.

El cineasta Marcos Loayza también empezará a rodar la película Las bellas durmientes. “Vamos a filmar este año”, señala el director, quien prefiere no comentar detalles de su nueva producción. Solamente adelantó que algunas de las grabaciones se realizarán en el departamento de Santa Cruz.

Nuevos emprendimientos

En Santa Cruz, también se prepara la película Diviértanse en mi funeral, según señala Viviana Saavedra, productora ejecutiva de Producen.

Saavedra también adelanta que su institución tiene tres proyectos previstos para este año.

El primero es el documental El baile del diablo, el segundo es el filme Cuando los hombres quedan solos y el otro es Copacabana. “Son varios proyectos que tenemos en carpeta, y todo dependerá de que se puedan concretar los planes de producción”.

El cineasta Juan Carlos Valdivia también prepara este año una nueva producción cinematográfica. “Todavía está en proceso y (Valdivia) prefiere no dar ningún tipo de adelanto”, comenta Luz Saravia, de la productora Cinenómada.

Además señala que Valdivia está concentrado en promocionar su película Zona Sur en varios países y festivales internacionales.

La directora Verónica Córdova, quien también trabaja en la producción de la película Insurgencia, de Jorge Sanjinés, cuenta que ese filme ya tiene un avance de 30% de rodaje. “Se ha realizado una pausa por las lluvias y después de febrero se volverá a trabajar”, comenta.

Córdova también informó que el cineasta Fernando Vargas, quien publicó un libro y participó en la reposición de la cinta Wara Wara, también está preparando el rodaje de un nuevo filme para este año.

Gerardo Guerra, productor y representante de distribuidora Londra Films, anuncia que existen varios proyectos de películas que se comenzarán a trabajar este año.

Adelanta que la película Cochabamba, dirigida por Eddy Vásquez, ya está en una etapa avanzada de filmación y que su estreno estaría previsto para fines de año.

Mela Márquez, directora de la Cinemateca Boliviana, también tiene previsto presentar su película Caída al cielo. “Falta trabajar algunos detalles, pero por falta de tiempo no se ha podido avanzar. Espero que para este año ya pueda presentarla en las pantallas”, explica .

También, el cineasta Jac Ávila, de Pachamama Films, adelanta que para 2011 tiene dos nuevos proyectos. El primero es el filme Barba azul, que se comenzará a rodar en los próximos meses. Otra de sus producciones que ya está en etapa de rodaje es Maleficarum.

“Esperamos estrenarlas este año y seguir realizando otros nuevos proyectos”, expresa.

Fuente de la informacion : (Periodico Pagina Siete,Bolivia)

Sunday, March 20, 2011

Paolo Agazzi: "La historia no se la puede reconstruir en el cine"



Por: Sergio Zapata

Fotografías: Gabriela Zapata


¿Cómo es que llegas al cine y a Bolivia?


Yo estudié primero ciencias políticas económicas y trabajaba en una multinacional norteamericana radicada en Italia. Mientras trabajaba decidí estudiar cine, hasta que llegó el momento en que tenía que decidir qué hacer con mi vida. Entonces me tomé un año sabático como se dice y la idea era viajar, conocer America Latina. Tenía un contacto y me dedicaba a hacer reportajes fotográficos. La idea era ir a México, pero mi intención era llegar primero a Lima y conocer la cultura precolombina del Perú y de ahí llegar por tierra hasta México y hacer el trabajo que tenía que hacer ahí.

Pero fue en Milán, donde vivía, que conocí a bolivianos, y ellos me hicieron conocer la cultura boliviana, ellos me dijeron que debía conocer Bolivia. La idea mía en ese entonces era venir a Bolivia y conocer el país en un mes. Mientras tanto me ocurrieron cosas interesantes aquí en Bolivia, por ejemplo, hubo una huelga minera en siglo XX muy importante donde hice la cobertura periodística, también hice otros reportajes. Tiempo después me contactaron Oscar Soria y Antonio Eguino del grupo Ukamau. Ellos recién había hecho Pueblo Chico (Dir. Eguino, 1974) y querían que vea si podía contactarla con un festival en Italia. Por ese entonces ellos ya estaban preparando Chuquiago (Dir. Eguino, 1977).


¿La decisión de quedarte en Bolivia pasa por el cine?


Para entonces yo ya había decidido quedarme un mes más, luego otro más y otro más, después aparecían trabajos y terminé quedándome. Y al poco tiempo participe del rodaje de Chuquiago.


Para aquel entonces ¿qué conocías del cine boliviano?


Conocía Yawar Mallku (Dir. Sanjines, 1969), una película importantísima. Pero también de otros realizadote latinoamericanos como Glauber Rocha o Miguel Litin. Además Bolivia era el lugar donde había muerto el Che, así que en el imaginario colectivo era algo así como un lugar mítico.


La primera película que realizas como director, es Mi Socio, el primer road movie hecho en Bolivia y a la vez un ejercicio periodístico.


Evidentemente es un road movie, género en el cual se ha incursionado mucho en el resto del mundo, pero en Bolivia no. En Bolivia lo político siempre predominó, gracias a Sanjinés especialmente; o en el caso del documental gracias a Jorge Ruiz. Entonces es lógico que no se indague en los géneros, no hay comedia, se había hecho cine político, folclórico y el que rompió un poco ese esquema fue Antonio Eguino, primero con Pueblo Chico y luego, con mayores y más importantes resultados, Chuquiago.




Mi socio

toma esos dos aspectos: la comedia costumbrista y algo de observación social. Siempre el cine boliviano se había caracterizado por ser un cine indigenista pero además un cine indigenista occidental, entonces me parece algo exagerado hablar de cine indigenista cuando se refiere al cine de Sanjinés.



Con Mi Socio, por primera vez se vio el país en términos geográficos y en términos sociales y digamos que de forma cultural, entre oriente y occidente. Además, con los dos protagonistas, que ambos son muy actuales. Evidentemente ese es el contexto original porque la historia es de Oscar Soria, el guionista.

Creo que esta película va más allá de lo cinematográfico, los personajes trascienden, son como íconos de la idiosincrasia boliviana, ese es el gran valor.

Pero en términos cinematográficos yo ya perdí la perspectiva para referirme a la película, es evidente que hay cierta frescura, hay algo novedoso en el cine boliviano y lo más importante es que hay dos personajes que repercuten a nivel cultural, geográfico, generacional. Y en ese momento fue justo. Si se hiciera la película ahora, no sé qué significaría.


Lo mismo se repetirá con Sena Quina, una comedia del 2006 que significa tu incursión en el cine digital.


Con Sena Quina yo quise cerrar ese concepto de oriente y occidente, de la polarización de este país. La idea era revisitar Mi socio en otra dimensión, más cómica obviamente. Sin embargo, a Mi Socio no la considero una película cómica. Algo que ocurre de manera sistemática es que cuando viajo en flota pasan Mi Socio, es una cosa casi obligada tener que ver la película, me llama mucho la atención que sin querer ser cómicos, la película a la gente le causa mucha reacción en ese sentido, es algo que no logro entenderlo muy bien.


¿Y por qué crees que ocurre esto con Mi socio?


Es una película con un lenguaje muy sencillo, por ello talvez gusta tanto, además gusta a sectores populares, de clase media y sectores de clase alto, un fenómeno único, pero lo que yo rescato de la película es lo que representa.

Se armó la producción sobre la situación, casi sobre la marcha. Lo interesante es que se filmó en orden cronológico, el equipo viajó con el camión toda la película.

Pero creo que el éxito radica en que no se pretendió hacer una comedia, incluso hay situaciones que en términos de comedia no están bien resueltas, es como cuando tu cuentas un buen chiste y te falta justo el final, de eso hay mucho en Mi Socio; por eso, desde mi punto de vista no es una película cómica. Sin embargo, la observación de la realidad le da la importancia social a esta película. Además creo que ayuda que yo tenía una visión diferente del país: aún con dictaduras, lo duro ya se estaba diluyendo. Hay dos visiones del país en la película: una muy profunda, que es la de Oscar Soria, que tenía una profunda sensibilidad social; y esa otra visión, la mía, que todavía conservaba el encanto o la inocencia de descubrir otras cosas.


Hablabamos de sensibilidad social, ¿ésta se explicita en Los Hermanos Cartagena?


Sí. Pero más que social es un discurso político. Después del éxito de Mi Socio yo quería hacer una película de mujeres, para hablar del país desde la revolución del 52 hasta después de la dictadura. En ese proyecto, la protagonista era una barsola y después había una segunda generación y una tercera; en ese entonces tenía muchas dificultades para escribir guiones y Oscar Soria estaba enfermo. Entonces pensé que era mejor tomar una fuente literaria, y como había leído Hijo de Opa (Gaby Vallejo) descubrí personajes femeninos que me gustaron mucho, y adapté el libro en parte.

La intención siempre fue hacer una película política donde quería hablar de mi experiencia, justamente de la dictadura de García Meza. La primera parte de la película es fiel al libro, mientras que la segunda parte es más actual, con el contexto de la dictadura: en el libro se habla de la dictadura de Banzer, en la película hablo de la dictadura de Meza. La primera parte que se aproxima a la reforma agraria y de ahí una elipsis de varios años hacia ésta época, la de la dictadura de Meza. Por supuesto que hay una distancia con la primera parte porque yo no he vivido esa situación, mientras que en la segunda parte - y no digo que sea autobiográfica- yo le puse muchas cosas que yo había visto, en especial la violencia, los paramilitares, las torturas, los secuestros. Quise reconstruir la muerte de Luis Espinal, a través de la muerte del personaje del dirigente.

Lamentablemente habían pasado muy pocos años, esta película es del 1985, recién 4 años después del fin de la dictadura de García Meza, además justo se estrenó en vísperas de elecciones. En ese entonces se me criticó, sobre todo por la segunda parte, decían que había excesos de violencia, además la gente quería olvidarse, y les molesto: es como que de golpe te recuerden algo que había sucedido. Con eso aprendí una gran lección, que la historia no se la puede reconstruir en el cine, sino que hay que reinterpretarla. Si tú haces un documental es lógico que tienes que reconstruir un periodo histórico y si haces una ficción debes reinterpretar.

Creo que había pasado muy poco tiempo de la dictadura, además me han criticado mi posición respecto a la Central Obrera Bolivia (COB) Clandestina, diciéndome que había caricaturizado a ciertos dirigentes. Los dirigentes políticos de aquella época se refugiaron como ratas en las embajadas y salieron y quienes quedaron en el país fueron muy pocos.


Tiempo de rabia….


También tenía bronca por la forma en que actuaron, fue de una forma casi pueril. Cuando volvió la democracia todos salieron al sol, por eso la bronca, además la rabia por la muerte de Luis Espinal. En ese momento teníamos el Taller de Cine en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), y recuerdo que tres días antes de que secuestraran y asesinaran a Espinal, los alumnos del taller le preguntaron por qué no se dedicaba más al cine, al taller y no al periódico Aquí, del que era director. Él dijo que el periódico Aquí era algo prioritario y que sólo muerto lo iban a sacar de la redacción del periódico. Tres días después lo secuestraron.


¿Los hermanos Cartagena es tu película más personal?


En términos estrictamente cinematográficos es una película desequilibrada, pero es mi película más personal. El cine de ficción no es cine documental, si haces documentales debes reconstruir fielmente un periodo. Cuando tu haces una ficción debes tener una reinterpretación, un punto de vista, cuando pones diálogos en una película no puedes poner tal como lo escuchas en la calle, debes interpretar, una cosa es la vida, otra cosa es el cine, por eso tienes que reconstruir esos diálogos. Sin embargo, y ahí esta el reto, tienes que trabajar en lo natural. El cine es una cosa, la vida es otra. Hay que tener distanciamiento, no sentirse involucrado con la historia


Sin embargo, de Los Hermanos Cartagena se reprochó el final.


Lo han cuestionado mucho, eso de que "el pueblo unido jamás será vencido".


¿Una premonición de tiempos por venir?


Obviamente, eso es muy importante, cuando analizas una obra cinematográfica cuando tiene un contenido histórico político es evidente. Ver La Nación Clandestina (Dir. Sanjinés, 1988) ahora es diferente, el país a cambiando, tal vez ese es el valor de estas películas.


¿En esta línea reflexiva, y más aún sobre la formación política, también se inscribe Abriendo brecha?


Después de Chuquiago me fui al Perú a hacer una película indigenista. Al volver hice un cortometraje, Hilario Condori Campesino, que también ganó un premio importante en documentales allá en Europa. El discurso era sobre la migración, porque después del minifundio se creó el microfundio, consecuencia de la reforma agraria del 52, el campo ya no daba abastecimiento, te hablo del año 79, cuando hubo una migración importante del campo a la ciudad. En ese entonces, una Organización No Gubernamental (ONG) trabajaba en este terreno: cuando venían los campesinos a la ciudad se convertían en mano de obra muy barata, alcohólicos, explotados. Fue ahí que decidimos hablar sobre esto: la migración a partir de un personaje, Hilario Condori.

Años después, decidimos con otra ONG hacer un mediometraje de las migraciones temporales, consecuencia del minifundio obviamente, en la zafra de Santa Cruz y la Argentina. ¿Cuál era el discurso, la organización sindical, por qué les pagaban mal, por qué el maltrato, las condiciones infrahumanas, la explotación? Fue en esa película que mostramos por primera vez cómo los terratenientes usan a los soldados como capataces en la cosecha, fue todo un escándalo en Santa Cruz, me declararon persona non grata.


Después de estas películas dejas el cine por más de una década.


Después de Los Hermanos Cartagena se cierra un ciclo, y desde ahí empecé a trabajar en el guión de El atraco (2004). Recuerdo que estrenamos Los Hermanos Cartagena en medio de la hiperinflación, para recuperarme tuve que trabajar muchos años en televisión, además no tenía apuro de volver al cine porque fue una experiencia traumática en todo sentido.

Estaba investigando para el guión de El Atraco una historia políticamente muy complicada: no era un tema policial sino político. Sin embargo, lo que me gustaba del hecho era lo policial, quería hacer una película policial, y de hecho hay muchos códigos del género: la rubia fatal, el policía honesto, el policía corrupto.


Esta película es del 2004. Antes, en 1998, diriges El día que murió el silencio.


Sí. Un día me encontré en la calle con el guionista Guillermo Aguirre. El me dice que tenía un guión bonito, y quería saber si lo quería producir. Después de leerlo me gustó tanto que le dije que quería dirigirlo, lo adapte y así nació El día en que murió el silencio.

Fue la primera película que se terminó en buena medida acá, ya se estaba empezaba a trabajar en video y entonces hice una copia en video y la editamos en video, luego se corto la película en base a esto.


La película está protagonizada por el argentino Darío Grandinetti. ¿Desde esta película optas por trabajar con actores extranjeros?


El papel principal se lo ofrecí al ´Pato´ Hoffman, él vivía en EEUU en esa época, pero faltando tiempo me dijo que estaba ocupado. De igual manera Jorge Ortiz debía hacer el papel del padre de la chica, pero pocos días antes de empezar el rodaje me dijo que tenía otros compromisos, por ello Ortiz sólo toma el papel del cura. Al no encontrar el personaje, que debía ser un extranjero que responda al prototipo de "chanta", decidí buscar más allá de Bolivia. Entonces se me ocurrió un argentino, nuestro prototipo del "chanta". Había dos o tres opciones. Ahí aparece Grandinetti.

Y es con El día que murió el silencio que vuelvo a la comedia no cómica, a la italiana.


¿La comedia picaresca?


Sí. Mucho influyó en mí el cine italiano que ví desde niño, básicamente la comedia, la picaresca italiana. Pero siempre es difícil la línea entre la comedia picaresca de situaciones y el cine cómico.

Cuando hice Sena Quina, quise hacer algo parecido al cine de Roberto Calasich. La bicicleta de los Huanca es una joyita en ese sentido.




El Día que murió el silencio

es una película que gustó mucho. Además tuve la suerte de encontrar un buen distribuidor internacional ya que la película estuvo en varios festivales clase A y se vendió muchísimo, se logró estrenar comercialmente en EEUU, una cosa poco común para el cine latinoamericano.
Y, ahora sí, lo que vino después fue El atraco


Con El atraco realizamos una colaboración con un guionista mexicano que radica en España, fue muy interesante porque trabajamos vía Internet.

Sin ser una película personal yo decidí no ponerle mi tesis política personal, más bien opté por hacer un homenaje al cine negro, género que nunca se lo había explorado en Bolivia. Porque de eso se trata: hacer algo diferente.

Me divertí mucho y en esta película trabajamos en un set que es algo que me gusta mucho.

Después de esto quería volver a la comedia picaresca y cerrar el ciclo del road movie. Entonces se hace Sena Quina, donde quise introducir un personaje más que es el chapaco.


¿Fue una jodita de Paolo Agazzi, como señalaba la publicidad de la película?


Sí. Es una película con un presupuesto reducido, sin tener encima la presión de una producción cinematográfica. Me sentí libre, me gustó mucho trabajar con Juan Pablo Piñeiro en el guión. No tenía un presupuesto alto, esa es la verdad, quería experimentar, en 6 meses hicimos desde la pre-producción hasta la postproducción y de ahí me fui a Suiza para editarla. En esos días no había la Red con la que tanto se llenan la boca, además fue un placer trabajar con esos actores.


¿Sena Quina contempla una secuela?


Con Piñeiro trabajamos una segunda parte de Sena Quina, que se llama La venganza del chupa cabra. Es muy bonita, muy graciosa, mucho más mordaz que la primera. Además está ambientada aquí, en el occidente del país.


¿Y cómo ves el cine actual en el país?


Ahora el cine que esta dando Bolivia es lamentable en cuanto a su público. Pocas películas hay llegado a 100 mil espectadores.


¿Qué proyectos tienes en mente?


Ahora tengo un guión que parte de una premisa: las ultimas encuestas antes de las elecciones de 2005 daban a Evo Morales un 37%. Morales ganó con un 54%. Esto quiere decir que hay un promedio de 15% en la población que no dice, que no se expresa, yo le llamo la mayoría silenciosa, y esto me da rabia. Es gente que como ovejas siguen la corriente, no protesta, no se manifiesta, es una cosa hasta ideológica, y por eso quiero hablar de esos sectores sociales, que por lo general es la clase media, media baja, En esta premisa política–ideológica nace la historia, pero esto no necesariamente influye en la historia en sí. Esto es algo así como el marco, es el punto de partida. Este guión también lo escribí con Piñeiro.


¿Y en qué vas a filmar?


El soporte no determina el producto. Yo he sido de los pioneros en usar digital en Sena Quina, por eso me gustaría filmar en digital, pero hay que ser realistas, el digital aun no se ha igualado al 35mm. Lamentablemente esto ha creado desconfianza sobre el cine nacional, porque hay productos de calidad muy dudosa.


¿A pesar de eso, cómo ves la situación?


Estamos avanzando, hay películas que se van a rodar acá, hay proyectos españoles que van a rodar en semanas, al año aquí en La Paz, y esto es importante porque significa transferencia de saberes y transferencia de tecnología, y lo principal es que se generan empleos.

Thursday, March 17, 2011

POCHOLO Y SU MARIDA, AMOR A LO GORRIÓN





Pocholo Martirio tiene una vida organizada, es un amo de casa ejemplar, tiene a su marida Patibula muy bien atendida, y su hogar en orden; además el dirige un centro de terapia masculina para amos de casa llamado “Gorrioncillos Pecho amarillo”.

En el centro educativo tiene a sus miembros como sus mejores aliados, gente como el que sobrelleva la vida dura de ser sumiso ante su pareja y además cumplir con labores domesticas, área en la que reciben especial capacitación.

La vida de Pocholo y su marida pasa de manera rutinaria hasta que Patibula se cruza de manera casual con Memo y Papilo, dos delincuentes de bajo perfil con más fracasos que éxitos que trabajan para un mafioso conocido llamado "El Topo". Patibula sin pensarlo acaba secuestrada por esta banda de criminales que tienen planes macabros para ella que acaba de enterarse que va a ser mamá justo monmento antes del secuestro. Pocholo al verse sin “marida” emprende la busqueda acompañado de sus Gorrioncillos al ver que la Policia no lo colabora.

Wednesday, March 16, 2011

“Tonchy” Antezana ha logrado que el mundo del cine pose su mirada en Bolivia




Cementerio de elefantes. Este filme tiene 12 premios y 15 selecciones oficiales en festivales del mundo. Compartir Acerca del autor:Gera-Dominguez-AñezSergio “Tonchy” Antezana ha logrado que el mundo del cine pose su mirada en Bolivia. Este guionista y director de Cine es el creador de Cementerio de Elefantes, una producción cinematográfica que ha logrado participar en 45 importantes festivales internacionales, siendo merecedores de 12 premios y más de 15 selecciones oficiales. Actualmente está de gira en Canadá para participar en el XV Festival de Cine Latino y a fines de mes se traslada a Holanda, Amsterdam.

SINOPSIS CEMENTERIO DE ELEFANTES. Juvenal tenía 14 años cuando empezó a beber. Ahora tiene 33 y vive en el "Cementerio de Elefantes", el último y sórdido refugio donde los borrachos de La Paz, en Bolivia, van a morir. Dentro del cementerio se encuentra la ''suite presidencial'', donde Juvenal recordará su infancia y oscura adolescencia, mientras bebe hasta morir. Refleja una leyenda urbana paceña.

PROYECTOS ACTUALES. “Boquerón” es un megaproyecto en donde participan más de 50 actores y actrices, 500 extras, seis locaciones del país, ambientada en los años '30. Este filme se rodará en noviembre del presente. Para el 2012 es “Operación Cóndor, código Atacama”, que se grabará en Chile y Bolivia. Muestra la época de los años '70 y el tercero es “La Santa de la Calle”, una adaptación de la novela de Homero Carvalho, el Santo Vituperio

Actividades que se estÁn desarrollando
En los tres proyectos, las productoras están haciendo casting.

'tonchy' antezana explica que actualmente estÁ
Buscando financiamiento para los filmes a realizar en tres años.

'es un logro para el cine boliviano que una pelÍcula tenga tantos logros en el exterior'.

Christian Castillo
ACTOR PRINCIPAL DE LA PELÍCULA

'TIENE UNA TEMÁTICA NOVEDOSA, QUE IMPACTA POR SU ARGUMENTO Y RAREZA'.

Elías Serrano
ACTOR Y DIRECTOR DE CINE



premios recibidos
en festivales del mundo

Festival Internacional de Cine Independiente de New York (EEUU): Mejor director internacional.
Festival Latino de Trieste (Italia): Mejor actor.
Festival Internacional de Cine Orlando Hispanic (EEUU): Mejor actor.
Festival Internacional de Cine y Derechos Humanos de Sucre (Bolivia): Premio del público, Mejor película y Mención especial.
Festival Latino Brasilero Paraná (Brasil): Mejor película y Mejor actor.
Festival Internacional de Cine de El Pasto (Colombia): Mejor director, Mejor película y Mejor película de temática indígena.
Festival Internacional Fenavid de Santa Cruz (Bolivia): Mejor película boliviana


Fuente de la información : ( Periodico El Sol,Santa Cruz de la sierra)

Friday, March 04, 2011

Durazno



Sinopsis

EZEQUIEL abandonado a los 4 meses por la esquizofrenia de su madre y criado por una familia disfuncional, emprende a sus 24 años un viaje a dedo desde Argentina hasta Bolivia para en el camino encontrar a su padre de quién no tiene ningún dato y finalmente llegar al nuevo lugar donde desea vivir.

En el camino se encuentra con los personajes que lo vieron crecer, entre ellos su TÍA ANHALIA la vidente del pueblo, a quíen pide que le lea las cartas del viaje. A su madre adoptiva RAQUEL una enfermera de jubilados que solo duerme 3 horas por día. A PATRICIA su madre biológica, una ex-milonguera excedida en vicios, con quien no se habla hace años, y finalmente a JORGE, quien lo recibirá en Bolivia, un jazzista ermitaño, que se dedica a la producción de productos orgánicos y a conversar todo el día con los 5 gatos con los que comparte su casa.

Mediante la ficción, el imaginario y los recuerdos reconstruirá historias crudas y sus sueños, visitando también a personajes de este mundo irreal, como ser a su padre adoptivo JOSÉ, el cual murió asesinado por conflictos políticos durante el gobierno argentino del 94 pero quien ahora lo visita en sus sueños montado encima de un avión de guerra.

EZEQUIEL documentará el proceso de revolver su pasado para descubrir nuevos lugares de la memoria y reconstruir así, con esta nueva imagen, su identidad.

Thursday, March 03, 2011

TRES DÍAS DESPUÉS DEL DOMINGO





SINOPSIS

Marco (28) es albañil y futbolista amateur, que vive tranquilamente junto a su esposa y su hija recién nacida. Un día recibe una mala noticia durante una jornada de trabajo en la construcción; su padre ha muerto tras un accidente laboral en España.


Para repatriar el cuerpo necesita dinero, por ello debe iniciar una arriesgada aventura; emprende un viaje repentino a espaldas de su esposa, Amparo (28), rumbo a la frontera argentina transportando cocaína impregnada en una chaqueta de cuero negra para entregarla a un grupo de mafiosos que controlan el hampa en el norte argentino. El trayecto desde Cochabamba hasta la frontera es un puente/limbo de complicaciones cada vez más complejas y enredadas que incluso ocasionan el robo de la prenda. Luego de recuperarla y cruzar la frontera clandestinamente, Marco es conducido a una población argentina, hasta un cabaret que sirve de refugio para la droga y sus administradores.


El lugar es una lujuriosa invitación al pecado en el que Marco no tarda en caer; mujeres, droga y alcohol son una pésima combinación cuando eres forastero, a tal punto que al final de la noche, entrando al nuevo día, Marco descubre que se ha gastado todo el dinero de su pago, el dinero destinado al padre ha sido consumido por completo en una noche de excesos, entonces comienza una nueva empresa, igual o peor de arriesgada que la del traslado de la droga: robar el cabaret lo antes posible y escapar, un lugar infestado de narcos armados hasta los dientes y mucho dinero de por medio. La aventura desencadena en la huida victoriosa de Marco, seguida de una persecución en masa.


Este es un divertido drama que nos muestra la picardía boliviana, algunas veces menospreciada, pero muy entretenida cuando los problemas aprietan y debes ser creativo para poder resolverlos.

Wednesday, March 02, 2011

El otro lado de un sueño



Género: Drama
Director: Roberto Catacora
Reparto: Luis Lazo, María Mirta Vargas

Historia: La historia cuenta la vida de Pedro, que viaja a buscar a su hermana Mariana, quien vive en Estados Unidos y conoce de las peripecias de los primeros años de esta difícil experiencia de inmigrante. La trama se caracteriza por el encuentro de ambos hermanos.

Tuesday, March 01, 2011

'El otro lado de un sueño' es la nueva producción de roberto catacora que fue presentada en el Cine Center



La nueva propuesta cinematográfica boliviana es "El otro lado de un sueño". En ella se cuenta la historia de dos hermanos que dejan su país en busca de alcanzar mejores oportunidades en tierras extranjeras. El director, Roberto Catacora, expresó que con la película se quiere enviar un mensaje de esperanza a todos los que tienen que enfrentar adversidades en otros países. Especialmente a aquellos que llegan sin pasaporte y con muchos sueños y deben encarar una lucha diaria para alcanzarlos. La presencia de Luis Lazo y Mirta Vargas, protagonistas del film, en la primera proyección, además del director y los productores marcó una noche de gala con invitados especiales.

El nuevo proyecto de catacora. El director de la película anunció que ya se está filmando una nueva película, que gira en torno a la vida del futbolista boliviano, Marco Antonio Etcheverry. Para esta nueva filmación la producción cuenta con la participación del elenco Ramafa. Este nuevo proyecto del cineasta apunta a convertirse en un éxito por su significado.

el próximo estreno de catacora La vida del ex futbolista Marco A. Etcheverry se verá en el cine.

La producción es 100% boliviana 'El otro lado de un sueño' es un film producido por un equipo de bolivianos.

Monday, February 28, 2011

Calle Miseria”





Por Alvaro Olmos

“Calle Miseria”, es un documental de seguimiento a un argentino preso en Bolivia por narcotráfico y a un pandillero miembro de la pandilla estadounidense Mara salvatrucha. Mi relación con estas personas y los relatos acerca de sus vidas han contribuido mucho para la elaboración de esta historia y su acercamiento con la realidad.
Esta película será filmada íntegramente con cámara al hombro, con movimientos sucios que incrementan la intensidad de cada una de las escenas. La película tiene un tono original aunque refleja mis influencias de directores como Kusturica, Kiarostami o Zang Yi Mou, a quienes revisé intensamente durante la redacción del guión.

¿Por qué quiero hacer esta historia?, ¿Por qué soy el indicado para contarla? Porque soy una persona de clase media que creció en un barrio peligroso de Cochabamba y pasaba el 80% de mi tiempo en la calle, compartiendo con chicos para quienes robar, matar o violar no era un asunto tan complicado. Aún recuerdo las veces cuando me pedían que robara para probar mi valentía; frutas a la frutera, una botella de ron en la licorería, pero ellos tenían mucho que contar sobre sus familias, y todas esas historias se quedaron enganchadas en mi memoria.

Friday, February 25, 2011

Tres días después del domingo, una comedia de co-producción boliviano-argentina



El boliviano Álvaro Olmos es uno de los 57 participantes del Rotterdam Lab, un programa de formación para realizadores que se desarrollará entre el 29 de enero y el 2 de febrero en el marco del Festival Internacional de Cine de Rotterdam.

Olmos participará de este espacio con su proyecto Tres días después del domingo, una comedia de co-producción boliviano-argentina que cuenta el viaje inesperado de un albañil, Marco, rumbo a la Argentina, portando un kilo de cocaína. “Durante el trayecto Marco es víctima de un robo y en lo posterior pierde la mercancía por lo que sus intentos de recuperarla hacen de este viaje una divertida historia de enredos”, cuenta el director a Cinemas Cine.

En diciembre del año pasado, el realizador obtuvo una beca de la Fundación Typa de Argentina para participar de un taller de análisis cinematográfico junto con otros 10 proyectos latinoamericanos. El taller desarrollado en la población de Colon en Entre Ríos, otorga tutorías y asesoramientos dictados por destacados productores de la región y representantes de organizaciones internacionales como World Cinema Fund y la Fundación Hubert Bals. Los cinco mejores proyectos trabajados durante los 7 días del taller son enviados al Rotterdam Lab. Tres días después del domingo es el primer proyecto boliviano que llega a esta instancia.

Según Olmos, ya se han cerrado los acuerdos para la co-producción con Argentina, que garantizaría el rodaje del proyecto en 35 mm. “En Rotterdam Lab estaré participando de talleres y encuentros con gente de la industria cinematográfica. Mi productor Juan Pablo Di Bitonto (Argentina) tiene reuniones pactadas con co-productores europeos y agentes de ventas internacionales para promover mis dos películas San Antonio, que ya está terminada, y Tres Días después del domingo que está en desarrollo”.

San Antonio es un documental que narra la historia de tres internos de la cárcel de Cochabamba. “A cada personaje se le hizo un seguimiento de cuatro años, desde 2007. Salen en libertad y vuelven a cometer un crimen, de modo que regresan a San Antonio una y otra vez. El narcotraficante es de nacionalidad argentina y, una vez que consigue su libertad condicional, lo acompañamos en su salida ilegal de Bolivia hasta su casa en el barrio Florencio Varela de la Provincia de Buenos Aires, para un reencuentro con su familia”, comenta Olmos a tiempo de aclarar que ésta también es una co-producción con Argentina y que fue finalizada gracias al fondo de apoyo al documental de INCAA.

Olmos ha manifestado que es muy posible que este documental se estrene en el Festival Vission Du Reel en Suiza. “Ha sido una alegre coincidencia, ya que el director de este festival pudo ver un demo que habíamos enviado a un fondo en Francia, y se quedó muy impresionado con lo que vio y se comunicó con mi productor”.

Sobre la posibilidad de exhibir San Antonio en Bolivia, Olmos tiene algunas dudas. “El documental no es un género apreciado por el público boliviano y por lo general suele ser a pérdida, pero si lo exhibimos sería a finales de este año y solamente en La Paz y Santa Cruz”.

Thursday, February 24, 2011

El pasado de una familia y un país en Los viejos de Martin Boulocq





Está cada vez más cerca el estreno de la última cinta del director cochabambino Martin Boulocq. Los viejos es el título del tercer largometraje de este realizador, que sorprendió en 2005 con su ópera prima Lo más bonito y mis mejores años y que, en la actualidad, se ha convertido en un referente en la dirección de videos musicales.

“Es una historia simple, una historia de amor”, comenta la productora Alba Balderrama, quien adelantó a Cinemas Cine que el estreno de la película se prepara para el mes de mayo de este año. “Ya estamos hablando con salas, pero aun no tenemos una fecha”, añadió.

La historia del film, basada en el cuento “La carretera” del autor boliviano Rodrigo Hasbún, tiene como protagonista a Toño, hijo de padres desaparecidos en la dictadura militar que vuelve a su pueblo natal al sur de Bolivia después de muchos años, cuando fue echado de su casa. Las cosas han cambiado en el hogar en el que se crió. Mario, su tío y padre adoptivo, tiene una enfermedad y no puede hablar. Ana, su prima y amor de adolescencia, es madre de un niño de nueve años a quien Toño verá por primera vez.

Según Balderrama, “es una historia contemplativa, que trata de repensar el pasado de una familia, pero también el pasado de un país entero”.

El elenco de la película de Boulocq está encabezado por el actor Roberto Guilhon de Cochabamba y la tarijeña Andrea Camponovo. Actúan también Charo Peñarrieta, Fabrizzio Camponovo, Julio Iglesias, Jorge Ruiz y Diego Pino.

Filmada con la RED CAM, la película tiene en la dirección de fotografía a Daniela Cajías, quien trabajó en Hospital Obrero (2009) de Germán Monje y en el segmento dirigido por el tarijeño Sergio Bastani del largometraje Rojo Amarillo Verde (2009).





Producción tarijeña

Los viejos fue filmada en el Valle de la Concepción de Tarija, durante dos meses el 2009. Sin embargo, el proyecto viene madurando desde hace 5 años: “fuimos trabajando la idea, buscando la mejor manera de hacer la película”, comenta la productora. El proyecto del film participó de Produire au sud en Nantes el 2007, "Les cinemas du monde" del Mercado del Festival de Cannes 2009 y Ventana Sur el mismo año.

A la pregunta de por qué se escogió el departamento de Tarija para realizar este proyecto, Balderrama responde que esta región ya despertó en la producción audiovisual. “La mayoría de los actores son tarijeños, igual el equipo técnico. Pareciera que no se hiciera cine en Tarija, pero sí hay una movida. Hay equipo de producción”.

Además, los paisajes del valle tarijeño son parte esencial de la propuesta estética de la película. “Estéticamente es un film muy diferente de Lo más bonito y mis mejores años. Es más sereno, crea una atmósfera que tiene que ver con lo rural” comenta la productora.



Equipo técnico

Dirigida por: Martín Boulocq

Escrita por: Rodrigo Hasbún y Martín Boulocq

Producida por: Alba Balderrama

Co-productor: Juan Carlos Valdivia

Productores Ejecutivos: Martín Boulocq, Danilo Franulic,

Ana María Saavedra, Hernán Musaluppi

Dirección de Fotografía: Daniela Cajías

Dirección de Arte: Laura Caligiuri

Montaje: Salvi Fuentes, Martín Boulocq

Diseño de Sonido: Martín García Serventi

Música: Los Ronisch, Ramiro Robles.

Jefe de Producción: Mario Lopez

Productores Asociados, Sandro Fiorin, Clandestinofilms,

Jorge Andersson, Gerardo Guerra, Juan Pablo Ávila, La Tercera Pata



Compañía de Producción: CQ Films

En asociación con: Cinenómada



Agencia de ventas: Figa Films / contact@figafilms.com



El director

Martín Boulocq nace en 1980 en Cochabamba, Bolivia. Desde sus 17 años participa en talleres de cine en la Universidad Católica y la Escuela Andina de Cinematografía. Estudia tres años Comunicación Social y Filosofía y letras y deja ambas carreras para hacer su primera película Lo más bonido y mis mejores años, estrenada en 2005 en el AFI Festival de Los Angeles. Gana el premio a Mejor opera prima en el Festival de Guadalajara 2006, Premio a la mejor contribución artística en el Festival Internacional de Cine de La Habana 2006 y el Premio de la crítica en el Festival de Valdivia 2006, entre otros galardones.

Desde entonces funda su productora CQ Films y continúa con la producción de películas, documentales y videos musicales. Junto a Rodrigo Bellott y Sergio Bastani, dirigió el largometraje Rojo Amarillo Verde (2009). Produjo el documental San Antonio (2011) y actualmente trabaja en el documental Red Blues.

Fuente de la informacion : La Paz, 24 de febrero del 2011 (Cinemas Cine)